Sep
06
Extranjeros en México: “Me llevaría todo el país en la mochila”


Vine a México hace cuatro años. Llegué hace dos meses a México. Llegué aquí por casualidad. Ya soy un chilango. Una palabra. Una palabra bonita. Alegría. Creatividad. Mágico. Ritmo. Popocatépetl. Colores. Tiene… Me encantan los colores
que hay en la Ciudad de México. Es que no tengo nada que odie de México. Yo tampoco. Bueno, el tráfico. La cantidad de autos que andan todo el tiempo. Andar en metro en hora pico. El poco ser frontal. El dar muchas
vueltas para decir las cosas. A mi me costó mucho entender el “ahorita”. ¿Ahorita cuándo? Aquí ahorita es como nunca. Lo irracional de la violencia. De que te acostumbres a vivir en, con ciertos riesgos que son muy altos. Lo más bonito en estos años, lo más
bonito… No sé. Los hombres. Me casé dos veces con
mexicanos. Te engancha. Yo siempre digo que es como una relación amorosa mala que te hace daño, pero te encanta y no puedes salir. Pues es así. Familia. Los mexicanos siempre te tratan como familia. Lo fieles que son a sí mismos. Pues yo estoy tan tan tan feliz con México que llevó tatuado un calendario azteca. Este… ¿No sé si se aprecia? Nunca te confíes si un mexicano dice que no pica. A veces pides un abrazo mexicano. ¿Me das un abrazo sin picante por favor? Con el picante todavía no me acostumbro
tanto. Así que cada vez que pido comida digo: Sin chile, por favor. Sin picante,
gracias. Me han pasado unas terribles, de creer que es guacamole y resulta que era una salsa de chile habanero. Pero luego también me gustan
cositas como los chilaquiles. No tan picosos pero me los como. Por que, por ejempol: popocatépetl Es que no puedo, es muy difícil. Popocatépetl Tlalpan. Tlaplan. Fresa que para nosotros es frutilla. Y no me cansó de decir frutilla. Una que me me gusta mucho es “aguas”. Como de ir en la calle y que gritén: “aguas, aguas”. Y yo era como, ¿va a llover? Me preguntaron: ¿chipotle o rajas? Y yo así… ¿Qué? Al final terminé sin comprar nada porque no sabía que era chipotle ni rajas. ¿Una cosa? Yo me llevaría al país entero. A mi me cabe en mi mochila. ¿Qué me llevaría? Los tacos al pastor. Las personas, la gente. En realidad, la forma en que la gente te trata. Un libro. El libro de “Las batallas del desierto”. Yo me llevaría el mole poblano de mi mamá anfitriona de Puebla. Una calaverita, es como súper representativo. Como de la festividad y de México como tal. El calor de su gente. Me he topado con mexicanos maravillosos y creo que me iría bastante triste.